martes, 6 de diciembre de 2016

El direccionamiento de la señalización de la integrina β1 mejora la regeneración en músculos envejecidos y distróficos en ratones





No hay comentarios:

Publicar un comentario